Presumida

Una bonita mañana de domingo paseando por el bidegorri que bordea la bahía de Txingudi en Hendaya me encontré con esta simpática imagen. Quizás debido al excesivo calor que hacía, la protagonista de la escena se recogió el pelo para aliviarse.