ines

Eran las cuatro de la tarde cuando llegué a la casa. Me recibió en la puerta, estaba en el regazo de su madre, muy tranquila y con una sonrisa en su rostro.

Comenzamos la sesión y a pesar de sus escasos dos meses de vida y que era la primera vez que me veía, se portó estupendamente y me “regaló” gestos y miradas muy tiernas.

Aquí os dejo una pequeña muestra. Si queréis ver el resto, no dudeís en pasaros por: www.facebook.com/EvaPascualFotografia

Quiero agradecer desde aquí a Goyo y a Noemí por su amabilidad y la confianza depositada en mí para realizar este trabajo.