Cerillas

Esta gran chimenea es lo único que queda para el recuerdo de todos los iruneses de la antigua fábrica de cerillas que se ubicaba allá por el siglo XIX. Cabe destacar que se encuentra rodeada de edificios más modernos, no perdiendo con ello su atractivo por el contraste de estilos arquitectónicos.